domingo, 13 de mayo de 2012

Algunas minas viejas de Garlitos (Badajoz)


Para llegar a la mina de Santa Isabel hay que  seguir el camino que bordea la ribera de Garlitos, es muy agradable de caminar entre encinas y fresnos, aunque puede que el arroyo valla crecidito y sea difícil de atravesar.

A medio camino disfrutamos  de esta pequeña chimenea, bastante erosionada en su base por las crecidas de agua  y por el viento en uno de sus laterales.

la mina posee un par de pozos con escombreras, uno de ellos estaba rodeado por una construcción circular de piedra con contrafuertes. Los filones con galena, encajan en fracturas de granodiorita, a diferencia de los materiales pizarrosos habituales en el resto de las minas del término. El cuarzo suele estar jaspeado y con algunos bandeados de ágata con galena granular, también hay pequeños filones de calcita mineralizados. No hallamos secundarios del plomo, excepto alguna hueca con pequeñísimos cristales de cerusita.


Enorme martillo prerromano, muy probablemente de uso minero debido a su localización. Se puede observar la acanaladura central que servía para el anclaje del mango. 


Subiendo a la mina del arroyo de la ribera de Garlitos, que posee un único pozo. Desde aquí se tienen unas magníficas vistas de las dehesas del entorno.


Las cuarcitas de la Sierra de Minerva dominan el paisaje. Al otro lado encontramos la mina de la Minilla cercana al pueblo. El nombre de la sierra dedicado a la diosa nos pareció más que apropiado, dado que estas minas fueron ya explotadas por los romanos, no siendo difícil encontrar restos de cerámica en las escombreras de este yacimiento, ya investigado y documentado, por otro lado. Un hombre del pueblo nos contó que durante la explotación de las minas en el S. XX encontraron maderos en las labores de interior,  seguramente del entibado romano de las galerías.


Restos del pozo y sala de máquinas de La Minilla, explotadas para el plomo y la plata.





lunes, 13 de febrero de 2012

Mina Miraflores (Castuera)

Vista parcial de las minas con construcciones de diferentes épocas. Al fondo la Sierra de Tiros.


Uno de los pozos principales tapiado


Este complejo minero (Miraflores-la Campana) es el más grande del campo filoniano plumbífero del área de Castuera (comarca de la Serena), posee numerosos pozos, hornos de fundición (aunque ninguna chimenea en pie), lavaderos, escombreras y ruinas de edificios que denotan la impotancia que tuvo la explotación.
En la epoca romana los filones de galena argentífera de la Serena fueron aprovechados por compañias arrendatarias que explotaban los yacimientos de la Republica (Societates Publicanorum), como se constata en un sello de plomo encontrado en una de las minas de Castuera con la inscripción SBA, que algunos historiadores interpretan con reservas como Societas Baetica Arsensis o Artigensis, dada la proximidad de la población con los emplazamientos romanos de Arsa y Artigi. La mayoría de las explotaciones de Castuera poseen rafados que pertenecen a esta época.

Escombreras de escorias de fundición y lodos. Las primeras pertenecen a la actividad de los hornos en la primera etapa de la mina; la segunda al molido y relavado de las escobreras que comenzó en los años 50 del siglo pasado.
Acción de 1911 de la compañía minera de capital belga Real Serena con sede en Bruselas, propietaria de varias concesiones en la provincia de Badajoz.

Fue a finales del siglo XIX y comienzos de XX cuando se produjo la mayor actividad minera en el distrito de la Serena, siendo la mina Miraflores la principal productora de galena argentífera. La Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñaroya impulsó la minería en varias comarcas pacenses a finales del S. XIX, periodo en el que España encabezó la producción mundial de plomo.
Después del declive del plomo, la última actividad conocida en esta mina, más alla del uso de los áridos y escorias, fue el relavado de las escombreras entre 1950 y 1970, por esto en la actualidad solo podemos observar la base de estas grandes escombreras y algunas que no fueron molidas.
Los filones, que encajan en los materiales pizarrosos precámbricos (CEG), se disponen verticalmente con un sistema principal de 1Km de desarrollo y otros llamados norteados que no sobrepasan los 300 m. La profundidad alcanzada en los pozos es de hasta 400 m.

Cristal de cerusita maclado en la base


La cerusita es uno de los minerales secundarios que más encontramos, tuvo que ser muy abundante durante la explotación e intuimos que debieron aparecer ejemplares centimétricos cristalizados. Hoy día se encuentran pequeños cristales y maclas sobre la galena alterada y la goethita, a veces filoncillos, masas, rellenos e incluso microgeodas en el interior de la galena.

Los filones con estructura bandeada son principlamente de cuarzo y en menor medida carbonatos (dolomita/ankerita-calcita). La galena, y otros sulfuros mucho más escasos (esfalerita, pirita y calcopirita), aparecen intimamente ligados al cuarzo o rellenando pequeñas fracturas, y en ocasiones podemos observar pequeñas galenas cúbicas en huecas con calcita-ankerita.

miércoles, 8 de junio de 2011

Presentación del proyecto "Geoemérita"

El pasado 7 de junio se presentó oficialmente en el MAM (Museo Abierto de Mérida) el proyecto Geoemérita, una interesante exposición que representa una pequeña parte de la colección Sos Baynat/Fernández López, que constituyó anteriormente el núcleo central del Museo Geológico de Extremadura. La exposición persigue una finalidad didáctica, con una presentación lograda en la estética, distribución y selección de las piezas, con áreas dedicadas a los fósiles, rocas y minerales, estos últimos con una vitrina específica de ejemplares extremeños. También destaca el laboratorio a modo de antiguo gabinete geológico con cajoneras restauradas para la ocasión.

Aplaudimos esta interesante iniciativa museística, que debe ser un importante recurso didáctico en la enseñanza de la geología y que seguro será del entretenimiento de las personas interesadas, sin embargo, no dejamos de tener esa espinita clavada por el devenir de las colecciones mineralógicas en España de la que Extremadura no se escapa.


Grupo de asistentes a la presentación

Eduardo Rebollada nos explica el objetivo y la distribución de la exposición.
Graptolites en la vitrina de fósiles


Modelo de colonia Monograptus colgando del techo. Este fósil se ha elegido como logo de la exposición.


Turquesa de la mina de Valdeflorez en Cáceres.


un excelente compañero de salidas que lo puede todo, cuando la madelwoman le deja salir a picar.



Piritas cúbicas de la canteras de pizarra de Villar del Rey en Badajoz

Un trilobite nos amenaza desde el techo durante la visita


Animales de otro tiempo

Cajonera con cuarzos

Muestra de investigación del wolframio

Casiteritas de Logrosán

maclas de casiterita en pico de estaño de Logrosán


Detalle de un excelente ejemplar de sabugalita de las minas de uranio de la Haba



El profesor Sos Baynat que además de gran geologo tuvo la sensibilidad del coleccionismo, recuperando en las minas algunos ejemplares que aún hoy podemos admirar.

Todos los coleccionistas y aficionados sabemos que a la administración, que en otros aspectos del patrimonio invierte ingentes cantidades de dinero, le queda algo grande este tipo de colecciones, ya que no pocas veces terminan dispersas (sin destino conocido) y profanadas por falta de una gestión y conservación adecuadas. Comprendemos que en lo que a museos de ámbito científico se refiere estamos muy lejos del nivel alcanzado por otros países, donde de entrada la ciencia es cultura, y se estima del mismo modo el mejor ejemplar fósil o mineral como el último hallazgo arqueológico; y es que para nosotros la conservación del patrimonio mineralógico no debe estar tanto en la mina como en el museo, sobre todo ahora que algunos andan muy interesados queriendo poner puertas al campo en la recogida de minerales.

martes, 18 de enero de 2011

Calcitas de Estremoz (y II)



Vista de la fortaleza y castillo de Estremoz
Afloramiento de mármoles en uno de los flancos del anticlinal de Estremoz entre las canteras, los del otro flanco se explotan en las canteras de Borba y Vila Viçosa. Su origen geológico parece situarse en el cámbrico, cuando se depositó una potente serie vulcano-sedimentaria carbonatada, que fue plegada y deformada posteriormente durante la orogenia hercínica.
He de reconocer que la geología me produce algo de vértigo con esta manía de resumir la tira de millones de años en un simple párrafo.
Tere limpiando un monocristal de calcita que andaba solitario entre el barro, se ve que su verdadera vocación son las escombreras.
Diversidad de cristalizaciones, se observan en la cantera sobre todo formas romboedricas muy aplanadas cuando los cristales son pequeños, y la combinación de prisma y romboedro en los cristales grandes, aunque con poco desarrollo del primero. Como muchos sabéis, entender algunos cristales de calcita es para nota (y yo me quedo en un 5 raspadito), dada la interminable variedad de formas, combinaciones y maclas posibles. Un hogar de calcita para estos candilillos

Extrañas formas del carbonato cálcico...
... si las miras durante un rato...
... te devuelven la mirada.
men at work
woman at work
Heavy at work , oh yeah!
En la mina...
...en la mano...
...en la mesa.
Amigos al final de una estupenda jornada


miércoles, 22 de diciembre de 2010

Las calcitas de Estremoz (Portugal)

El marmol portugués tiene un nombre y ese es el de Estremoz, un bonito pueblo del Alentejo que convive con la cantería desde la antigüedad. En este caso, los coleccionistas estamos de suerte con la explotación de algunas zonas que presentan grandes huecos y fracturas que han dejado sitio para la cristalización de la calcita. Algunos cristales son de tamaño considerable, aunque también es posible encontrar grupos más pequeños y muy estéticos con diferentes tipos de cristalización.

bloque de marmol veteado

Vista de una de las muchas canteras

Tere sobre grandes testigos de marmol

La funda de la cámara no supera

Una geoda para meter cabeza

Garrido en su trono


Puedo leer la mente de Tere: Angel, tienes que sacarme ese grupo de cristales al fondo a la derecha, aunque te dejes los dedos.

Garrido entusiasmado. Madre mía! fue su frase más escuchada este día.

El tamaño sí importa, ya me direis que hace uno con esto, creemos que lo mejor es dejarla como está a la espera que alguien se lo lleve para exponerlo en algún sitio.

Tere empeñada con una geodita. Sobre ella se observan las zonas dolomitizadas con formaciones en ojo de buho, que son una buena indicación de la presencia de calcitas.
Una drusita que Garrido se llevó "pa" casa

Pues eso, que no valen

últimas adquisiciones de Subi, que es un lince encontrando calcitas
Se ha producido un error en este gadget.