domingo, 13 de mayo de 2012

Algunas minas viejas de Garlitos (Badajoz)


Para llegar a la mina de Santa Isabel hay que  seguir el camino que bordea la ribera de Garlitos, es muy agradable de caminar entre encinas y fresnos, aunque puede que el arroyo valla crecidito y sea difícil de atravesar.

A medio camino disfrutamos  de esta pequeña chimenea, bastante erosionada en su base por las crecidas de agua  y por el viento en uno de sus laterales.

la mina posee un par de pozos con escombreras, uno de ellos estaba rodeado por una construcción circular de piedra con contrafuertes. Los filones con galena, encajan en fracturas de granodiorita, a diferencia de los materiales pizarrosos habituales en el resto de las minas del término. El cuarzo suele estar jaspeado y con algunos bandeados de ágata con galena granular, también hay pequeños filones de calcita mineralizados. No hallamos secundarios del plomo, excepto alguna hueca con pequeñísimos cristales de cerusita.


Enorme martillo prerromano, muy probablemente de uso minero debido a su localización. Se puede observar la acanaladura central que servía para el anclaje del mango. 


Subiendo a la mina del arroyo de la ribera de Garlitos, que posee un único pozo. Desde aquí se tienen unas magníficas vistas de las dehesas del entorno.


Las cuarcitas de la Sierra de Minerva dominan el paisaje. Al otro lado encontramos la mina de la Minilla cercana al pueblo. El nombre de la sierra dedicado a la diosa nos pareció más que apropiado, dado que estas minas fueron ya explotadas por los romanos, no siendo difícil encontrar restos de cerámica en las escombreras de este yacimiento, ya investigado y documentado, por otro lado. Un hombre del pueblo nos contó que durante la explotación de las minas en el S. XX encontraron maderos en las labores de interior,  seguramente del entibado romano de las galerías.


Restos del pozo y sala de máquinas de La Minilla, explotadas para el plomo y la plata.





lunes, 13 de febrero de 2012

Mina Miraflores (Castuera)

Vista parcial de las minas con construcciones de diferentes épocas. Al fondo la Sierra de Tiros.


Uno de los pozos principales tapiado


Este complejo minero (Miraflores-la Campana) es el más grande del campo filoniano plumbífero del área de Castuera (comarca de la Serena), posee numerosos pozos, hornos de fundición (aunque ninguna chimenea en pie), lavaderos, escombreras y ruinas de edificios que denotan la impotancia que tuvo la explotación.
En la epoca romana los filones de galena argentífera de la Serena fueron aprovechados por compañias arrendatarias que explotaban los yacimientos de la Republica (Societates Publicanorum), como se constata en un sello de plomo encontrado en una de las minas de Castuera con la inscripción SBA, que algunos historiadores interpretan con reservas como Societas Baetica Arsensis o Artigensis, dada la proximidad de la población con los emplazamientos romanos de Arsa y Artigi. La mayoría de las explotaciones de Castuera poseen rafados que pertenecen a esta época.

Escombreras de escorias de fundición y lodos. Las primeras pertenecen a la actividad de los hornos en la primera etapa de la mina; la segunda al molido y relavado de las escobreras que comenzó en los años 50 del siglo pasado.
Acción de 1911 de la compañía minera de capital belga Real Serena con sede en Bruselas, propietaria de varias concesiones en la provincia de Badajoz.

Fue a finales del siglo XIX y comienzos de XX cuando se produjo la mayor actividad minera en el distrito de la Serena, siendo la mina Miraflores la principal productora de galena argentífera. La Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñaroya impulsó la minería en varias comarcas pacenses a finales del S. XIX, periodo en el que España encabezó la producción mundial de plomo.
Después del declive del plomo, la última actividad conocida en esta mina, más alla del uso de los áridos y escorias, fue el relavado de las escombreras entre 1950 y 1970, por esto en la actualidad solo podemos observar la base de estas grandes escombreras y algunas que no fueron molidas.
Los filones, que encajan en los materiales pizarrosos precámbricos (CEG), se disponen verticalmente con un sistema principal de 1Km de desarrollo y otros llamados norteados que no sobrepasan los 300 m. La profundidad alcanzada en los pozos es de hasta 400 m.

Cristal de cerusita maclado en la base


La cerusita es uno de los minerales secundarios que más encontramos, tuvo que ser muy abundante durante la explotación e intuimos que debieron aparecer ejemplares centimétricos cristalizados. Hoy día se encuentran pequeños cristales y maclas sobre la galena alterada y la goethita, a veces filoncillos, masas, rellenos e incluso microgeodas en el interior de la galena.

Los filones con estructura bandeada son principlamente de cuarzo y en menor medida carbonatos (dolomita/ankerita-calcita). La galena, y otros sulfuros mucho más escasos (esfalerita, pirita y calcopirita), aparecen intimamente ligados al cuarzo o rellenando pequeñas fracturas, y en ocasiones podemos observar pequeñas galenas cúbicas en huecas con calcita-ankerita.

Se ha producido un error en este gadget.