miércoles, 10 de marzo de 2010

La ruta senderista de la Zarza pasando por sus minas

El pasado domingo se celebró en el pueblo de La Zarza (Badajoz) la ruta  de "Peñas Blancas", muy bien organizada por el club senderista del mismo nombre. A primera hora degustamos los dulces típicos del pueblo, colocaron varios puntos de avituallamiento con zumo y frutas, también  informadores a lo largo del camino, y al llegar nos prepararon un estupenda paella. El recibimiento y trato de los zarzeños compensó con creces el día lluvioso y desapacible, que por otro lado aportó su encanto y misterio al entorno. Esta ruta sintetiza en sus 18 Km el paisaje de las sierras centrales de Badajoz, sumando elementos culturales, etnográficos y naturales.
Abrigo con las pinturas rupestres de la Calderita
Aunque este año la siempre primavera temprana de Extremadura se ha hecho esperar, encontramos en la subida dos endemismos florecidos, que compartimos y conectan nuestra flora con las tierras del Magreb, el bello Narcissus cantabricus y los alfilerillos rupícolas de Erodium mouretii, de este último lamento no tener mejor toma pero el día no estaba para jugarsela.
No subia desde niño pero me pareció que las pinturas también habian envejecido. Son de tipo esquemático con figuras geométricas y símbolos de difícil interpretación. Los arqueólogos las fechan en época calcolítica.
Vista del pantano de Alange desde la cumbre de Peñas Blancas
El día dejaba ver por momentos alguna bonita vista del pueblo
Comenzamos a bajar y atravesamos un pequeño alcornocal
Las ambulancias de la ruta. La burrita está preparada a la antigua usanza de los arrieros.
Tras abandonar el pinar de los Valencines, la ruta se encamina a la sierra de Juan Bueno
Llegada a las minas 
"...son tierrablanqueros que van pa Janbueno
con sus chambras negras y al cuello un pañuelo"
Estado actual de la corta que sigue un estrato de pizarras sericíticas de edad devónica.
Según nos comentó amablemente uno de los organizadores actualmente estaban paradas y de todas formas ya daban poco trabajo en el pueblo. También nos ilustró sobre el antiguo oficio de tierrablanquero, los mismos mineros que extraian el caolín, hacian de arrieros y lo tansportaban en burros y mulas para venderlo, junto con otros productos, en la Zarza y  otros pueblos; o bien lo llebaban hasta la estación de tren de Villagonzalo, con destino a Andalucía o Castilla.
"..con un par de mulas y las aguaeras
y con los serones y con las talegas
van cargaos de tierra
la tierra más buena
que es la tierrablanca
de la Zapatera"

Llegando al pueblo se abre el paisaje con hermosas vistas de la penillanura extremeña.
Entramos en la Zarza, ya nos llegaban los aromas del arroz que nos esperaba.

viernes, 5 de marzo de 2010

Cosas que encuento en el suelo de Extremadura, algunas se comen. Things that I found in the Extremadura ground, you can eat some of them.

Níscalo en el suelo de un pinar de piñonero con algún rebollo, Sierra de Tentudía, Monesterio, Badajoz. No había muchos, con este y unos cuantos más hicimos el apaño.
Milk-cap mushroom in a pine forest with some oaks, Tentudia Range, Monesterio, Badajoz.
A muchos no les dira nada. Para Tere es una pieza llena de posibilidades, con un cristal de allanita asomando y una calcita de estupendo color que va a ir directa al baño de ácido, ya veremos que pasa.
Esto es lo que pasó http://www.mindat.org/photo-255816.html


Flipo con las orquídeas. De izq. a der. Orchis italica, Ophrys lutea y Ophrys tenthredinifera. Estos tres ejemplares son de diferentes zonas de Burguillos del Cerro en Badajoz, sobre suelos procedentes de las calizas cámbricas que por aquí afloran, las mismas que en contacto con el plutón granítico originarón los minerales.

Tere con un manojito de espárragos, van de los dos el triguero y el amarguero. Es que la mi niña no se puede controlar.
Un estupendo Boletus edulis. Encontramos varios en la ruta de Carlos V (de Tornavacas a Jarandilla de la Vera) este año, dimos cuenta de ellos por la noche en revuelto. Vease la cara del amigo Antonio Román (¿esto se come?). Foto Sindi.
Sin comentario, aunque me sugiere un par de reflexiones.

Esta pequeña bicha es una joven culebra de escalera, se nos cruzó cuando ruteabamos por la hermosa sierra de Hornachos (Badajoz) y aprovechamos para hacernos unas fotos con ella a pesar de su desacuerdo, por supuesto la dejamos seguir su camino (para desazón de algunos). Foto Sindi.

La verdad es que estos encontrarse no se encuentran, a no ser que los busques con ganas.

1ª opción: El último día de un minero de la Monchi. En la escombrera una zapatilla, una lata de conservas y la parte superior de un carburero, no habria ya necesidad de la brillante luz del acetileno en la profundidad de la mina.
2ª opción: Pensaba el minero, otra vez me ha puesto sardinas mi mujer, coño esta zapatilla se cala y encima se ha picao el carburero.
3ª opción: Voy a dejar esto aquí, seguro que el día de mañana es patrimonio minero.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Cabo de Gata II

¿Qué nunca llueve en el cabo de Gata?, menuda limpieza gratuita le hicieron ese día a los que estaban acampados en la cala de San Pedro. Tere haciendo fotos camino del bonito pueblo de las Negras

Visita a la mina María Josefa. Se observan las instalaciones para la obtención de oro por amalgamación. En esta mina se descubrió en 1915 un rico filón de oro (40-50 g/Tonelada), desatando la fiebre por el metal en Rodalquilar con un aumento de las solicitudes de registros mineros en la zona. Antes la mina se trabajó para el cobre, de hecho, no es difícil encontrar secundarios, principalmente olivenita y cornwallita en cristales muy pequeños.


Grupo de cristales de olivenita de la Maria Josefa. Encuadre de aprox. 1 mm.




Esferulas de cornwallita formadas por grupos de cristales tabulares. Mina María Josefa, Rodalquilar. Encuadre de 1.5 mm.

lunes, 1 de marzo de 2010

El Cabo de Gata (Almería)

El Cabo de Gata es un lugar singular en Europa por muchas cuestiones que aquí se juntan , la aridez y dureza del terreno, el mar Mediterráneo y sus fondos , su suelo volcánico, las minas, la adaptación de sus gentes a un entorno difícil, su historia convulsa; todo esto lo hace uno de nuestros sitios preferidos. Todavía aquí se disfruta de una tranquilidad difícil de encontrar en otras zonas costeras españolas abarrotadas, no sabemos por cuanto tiempo será.
El Playazo desde la Molata de las Negras con la batería de San Ramón y el cerro de los Lobos al fondo con su torre-faro. Estas dos construcciones formaban parte de las defensas de la corona española frente a las numerosas incursiones de los piratas berberiscos.


Vista del cerro Negro desde el cerro de la Joya. Las calizas arrecifales contrastan fuertemente con la mole volcánica del cerro Negro formado por coladas de lava andesítica.

Labores mineras en el cerro del Cinto. Con esta explotación se abastecía la enorme planta Denver de cianuración para la obtención de oro, cuyos restos podemos visitar en el entonces pueblo minero de Rodalquilar.

Tunel que atraviesa el cerro del Cinto (160 metros), con esta infraestructura se intentó conectar la explotación con los vaciaderos de estériles de la falda este, cuentan que no cumplió con su objetivo. Quien le saco provecho fue Spielberg para su película de Indiana Jones y la última cruzada, una de las muchas que se han rodado en el cabo de Gata.



La famosa escena del avión está en el segundo 47

Buscando minerales en las escombreras del cerro de los Guardias. En este bellísimo parque está prohibida la recolección de minerales, el tamaño de los cristales no supera el milímetro en la mayoría de los casos. Resulta paradójico el exceso de protección en una actividad muy marginal, con nulo impacto y que solo interesa a unos pocos, y la permisividad de la Junta de Andalucia respecto a las urbanizaciones ilegales y violaciones de la ley de costas.


Agregado arborescente de oro nativo en cuarzo jaspeado (campo visual de 1.5 mm)

 Panel informativo en el arranque de la ruta a la majada Redonda en Presillas Bajas. Es un itinerario geológico interesante que se dirige al centro de lo que fue un crater volcánico que colapsó para formar una caldera. Conserva su estructura  circular, excepto por la rambla de acceso. Se encuentran en el camino pequeños bolos de agata y amatista, que podemos ver también como filones de cuarzo que rellenan las fisuras de las brechas volcánicas.
Vista de la caldera de majada Redonda desde al aire, fijaos como a pesar de varios millones de años de erosión, conserva aún la estructura del edificio volcánico
Esto no arranca, ya te dije que no lo cargaras tanto, coño.
Se ha producido un error en este gadget.